Navarra Deportiva
Destacados

¿Está muerto el aerobic?

Aerobic fitness“Cuando en las ferias y convenciones del sector del fitness hace un par de años llegabas a proponer la posibilidad de abrir un centro deportivo donde el aerobic, step, fueran uno de los pilares del centro, muchos se echaban las manos a la cabeza. Se quedaban impactados por la apuesta de unas actividades supuestamente en declive. Desde los operadores del negocio del fitness,  la recomendación era no incluirlas  en la parrilla de los centros. Hacerlo era sin duda una aventura con mucho riesgo.

No han pasado ni dos años de aquello y ahora mismo  junto a mi equipo estoy viviendo la experiencia de poner en funcionamiento en Burlada un centro en contra de lo que el entorno profesional dictaba. La experiencia de apostar por las actividades coreografíadas progresivas como el aerobic y el step, no puede ser más satisfactoria. Del planteamiento inicial de incorporar unas pocas sesiones de aerobic y step a la semana para dar respuesta a los seguidores de mi socio Pedro Ruiz (5 clases en total en la parrilla de las primeras semanas) hemos crecido de forma exponencial hasta llegar a impartir 19 sesiones a la semana. Este hecho es sin duda una constatación de que tanto el aerobic como el step se han convertido en una de las señas de identidad de nuestro centro.

El aerobic es pasión. Esa pasión que te lleva a que en mitad de una conversación o cuando estás trabajando o tomándote un refresco, abandones tu mente y tu cuerpo para comenzar una suerte de pasos y ritmos que asemejan a una danza ritual. ¡No se escucha la música, no estás presente para ellos, el mundo se para, pero tranquilos, todo está controlado! Está preparando la próxima “clase”. ¡Quizás esa sea una de las claves!

Desde hace unos años, vienen proliferando actividades coreografiadas, no progresivas, que exigen aprenderse una sesión y que sistemáticamente se repiten durante uno o dos meses. Una simplificación para los clientes y también para quienes imparten las sesiones, ya que una vez aprendida la sesión, el esfuerzo es mucho menor. Esta aparente ventaja en primera instancia, a medio plazo se convierte en un problema, ya que se convierte en una rutina, tanto para el usuario, que se cansa antes de la actividad, como para el técnico, que acaba sumido en la monotonía fruto de la falta de evolución.

Aunque en muchos foros y publicaciones especializadas, dejan el aerobic como un recuerdo del pasado o simplemente como una práctica reservada a centros minoritarios y especializado, la realidad que vivo con mis socios y con mi equipo día a día es radicalmente distinta. Sin duda, este muerto está muy vivo. Es una disciplina que crece y que gusta a quién quiere cada día situarse frente al reto de ser sorprendido por una nueva sesión, una nueva coreografía, una nueva música.

Eso sí, exige sin duda que los niveles queden claramente establecidos, que exista un trabajo previo, serio, profesional y cotidiano de preparación de las sesiones y sobre todo, un afán por superarse día a día. ¡Por suerte, nosotros tenemos la suerte de vivirlo cada día!

Gracias Pedro, Izas e Iñaki”.

Carlos Arraiza, director del Fitness 19 Ronda Norte

Dejanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *