Navarra Deportiva
Destacados

Técnica de carrera natural

Técnica de carreraDe sobra es conocido por todos el gran “boom” que ha experimentado estos últimos años el deporte de carrera a pie, a lo que últimamente todos nos referimos como “running”.

Algo tendrá esta práctica deportiva para haber cautivado a tantas personas y de tan amplia horquilla de edades, personas que fin de semana sí y fin de semana también participan en todo tipo de carrera popular, solidaria, de montaña, etc.

Parece evidente que la clave de su éxito reside en que ser una actividad accesible a todo el mundo; tan sencillo como ponerse ropa deportiva, unas zapatillas de deporte y salir a la calle o al monte a trotar un rato. ¡Sencillo, económico, efectivo, e incluso hasta divertido! Hasta aquí aparentemente todo ventajas.

Pero como bien decimos, quizás sólo aparentemente. Aparentemente porque en realidad el deporte de carrera a pie es mucho más de lo que la gente piensa.

La carrera es una habilidad que realizamos de forma natural e instintiva, pero que a su vez exige del practicante un buen nivel de capacidades físicas y cardiovasculares, ya que la carrera es una actividad física compleja y coordinada en la que se implica a todo el cuerpo.

Se trata de un deporte de elevada carga articular para las piernas, por lo que es fundamental aprender una buena técnica de carrera para ser lo más eficientes y rendir mejor, además de reducir significativamente nuestras probabilidades de lesión.

Si nos fijamos en los atletas profesionales, en su técnica de zancada y cadencia comprobamos que se trata de un paso constante y amplio que oscila entre 85 y 100 pasos por minutos. Al poseer un gesto deportivo de gran calidad sus cuerpos gestionan perfectamente las elevadas fuerzas y la presiones que se generan a nivel muscular, óseo y articular.

Este tipo de carrera queda reservado para los atletas, ya que si cualquier ciudadano de a pie salimos a correr intentando emular esta técnica, lo que era un muy buen gesto motriz pasará con gran probabilidad a ser un gesto altamente lesivo para nuestro cuerpo. Al no realizar una buena fase de impulso – recuperación (o aterrizaje), sometemos a nuestras articulaciones a una elevada carga, que con todas seguridad acabará llevándonos a generar molestias, sobrecargas y quizás lesiones de mayor gravedad.

Es por esto por lo que se hace necesaria una técnica de carrera más adaptada a todos los públicos y es aquí donde la última tendencia de carrera natural puede que tenga cosas que aportarnos. Siendo evidente que no todos podemos y ni queremos correr con nuestros pies “al aire”, si que la técnica de carrera natural nos trae una técnica interesante para todos los públicos: una postura erguida y una zancada corta con cadencia alta de 180 pasos por minuto.

Es probable que la mayoría de nosotros podemos acercarnos con mayor facilidad a un trabajo menos lesivo a nivel articular, donde corramos dando un mayor número zancadas más cortas, con nuestro cuerpo erguido, lo que nos aportará una mayor sensación de ligereza en la carrera, manteniendo nuestro ritmo actual de carrera. Pero atención, que por contra esta técnica de carrera, debido a su alta cadencia, exige a nuestra musculatura de la planta del pie, sóleos y gemelos trabajan con mayor intensidad, lo que puede acarrear sobrecargas a nivel muscular y tendinoso. Así pues, debemos darnos tiempo e ir introduciendo la técnica progresivamente, facilitando la adaptación muscular de nuestro cuerpo.

Varios factores inciden claramente en el elevado índice de lesiones del corredor popular. Los más destacables serían las incorrecciones técnicas antes comentadas, la falta de entrenamiento y preparación de las musculaturas, fascias y articulaciones implicadas y por último la inexistencia muchas veces de una planificación, tanto de las sesiones de entrenamiento como de las temporadas.

Por ello y rompiendo con el mito que correr es una práctica sencilla y que lo puede hacer cualquiera, desde los centros deportivos se está comenzando a trabajar en todos estos ámbitos, para que la actividad en cuestión, no desemboque en mayores problemas que los beneficios que aporta.

Por un lado se programan grupos de carrera, de diferentes niveles donde los participantes en primer lugar graban a fuego lo que debería ser una correcta secuencia de entrenamiento, con su trabajo de activación calentamiento previo, su parte principal y sus estiramientos finales de vuelta a la calma. Pero no se reduce solo a eso, también se educa a los participantes sobre la correcta y adecuada alimentación, la necesaria e imprescindible constante hidratación, la necesidad de adecuar al equipamiento al terreno y a la climatología.

En otro orden de cosas pero complementariamente, hay centros que incluso han incorporado sesiones de técnica de carrera, para conseguir mejorar la técnica de carrera de [email protected] [email protected], dotándoles de herramientas cotidianas para prevenir las lesiones, sin disminuir el rendimiento y el disfrute en las carreras en las que participan. Incluso se han acondicionado espacios específicos donde poder desarrollar estas sesiones, que son un complemento idóneo para el salto que ha dado el mundo del fitness hacia el running como disciplina trasversal, complemento ideal para las actividades que en una instalación deportiva nos encontramos.

Visto que no todo es tan fácil como parece, quizás no solamente haya que salir a correr, si no que será interesante destinar parte de tus entrenamientos a aprender a correr, a trabajar la técnica, a dejarte ayudar por un técnico cualificado que pueda estudiar como pisas, como te mueves, cuál es tu postura al correr o al desplazarte. ¡Si tienes oportunidad apúntate una escuela de carrera!

Fitness19

Dejanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *