Navarra Deportiva
Destacados

Un Labrit abarrotado despidió a Barriola a lo grande

PAULA ANAUT, Pamplona // El frontón de Labrit vibró con una emocionante despedida a Abel Barriola. Su última cita en Pamplona comenzó con un homenaje previo al partido con la presencia tanto de la Federación Navarra de Pelota, como de Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra, que hizo entrega de un cuadro al pelotari de Leitza. Tras un sentido Aurresku daría inicio el partido de despedida.

El envite no resultó de los mejores partidos del pelotari navarro ya que Barriola junto a Irribarria acabaron cayendo derrotados por 16-22 ante Álvaro Untoria y Merino II. Ya en sala de prensa Abel Barriola afirmó que fue “un partido intenso pero especial gracias al apoyo incondicional del público”. Un martes por la tarde noche el frontón Labrit ofreció una gran entrada a la altura de una despedida como tal. Explicaba despedirse con “un dulce sabor de boca” y sintiéndose “agradecido de poder haber vivido de su pasión” que es el mundo pelotazale. “He hecho vida en el frontón desde que era prácticamente un niño”, decía el pelotari navarro.

Además de “agradece enormemente” al público que le ha apoyado en la cancha y también fuera de ella, Abel tenía palabras de gratitud para la federación y el Gobierno de Navarra, que no quisieron perderse tal cita en el Labrit. El pelotari navarro afirmó sentirse “muy emocionado” con el Aurresku previo al partido.

Preguntado por el cúmulo de sensaciones, Barriola explicaba que “los días previos al partido han sido emocionantes y especiales” al mismo tiempo que ya en el vestuario, minutos antes de su último partido en Labrit, se sentía “nervioso por querer agradecer al público todo lo que me ha dado”, decía. Barriola confesaba que le costaba concentrarse en el partido, ya que no se sentía cómodo del todo, quería agradar a la gente y se sentía nervioso.

Del frontón Labrit, su casa, destacaba cómo vibraba el público, “especialmente lo agradecido que es el Labrit”. A ello añadía que “es todo un honor retirarse con txapelas porque éstas marcan el esfuerzo y el trabajo, pero lo que más me ha llegado es el cariño y el agradecimiento de la gente. Dentro de 20 años me acordaré de las txapelas pero sobre todo recordaré el apoyo incondicional de los aficionados”.

Las mejores imágenes AQUÍ

Dejanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *