Navarra Deportiva
Destacados

Ansiada victoria de Helvetia Anaitasuna, que roza la Copa Asobal

Peleado triunfo de un Helvetia Anaitasuna que acabó imponiéndose a Bidasoa Irún por 24-23. Los navarros se acercan un poco más al objetivo de estar en la Copa Asobal por primera vez en su historia. El equipo de Juanto Apezetxea cuajó una gran actuación en defensa, pero se mostraron ansiosos en ataque y cometieron errores fuera de lo habitual. El partido se tuvo que decidir en los últimos dos minutos con la mínima renta en el marcador.

GALERÍA// Tuvo un buen arranque el Helvetia Anaitasuna que en los primeros cinco minutos de partido logró poner el 2-0 en el marcador. De todas formas, alentados por una ruidosa afición visitante el Bidasoa no estaba dispuesto a dejarse sorprender y las diferencias eran mínimas (4-3). En juego había un derbi muy intenso y tras dos ataques locales en los que la defensa acabó imponiéndose, Bidasoa lograba empatar a cinco goles y después tomar la delantera.

Se cumplía casi el ecuador de la primera mitad y la defensa de Irún generaba muchas problemas a un Helvetia que se mostraba más cómodo en la transiciones rápidas. Por otro lado eran las paradas de Nordlander quien daba vida a los suyos e impedía que Bidasoa ampliase la renta a su favor. También el meta irundarra realizó paradas de mérito. A los 20 minutos y tras sendos empates a seis y siete goles Juanto Apezetxea solicitó tiempo muerto.

Bidasoa utilizaba un 6-0 defensivo que seguía generando dificultades al Anaita, mientras que los locales optaban por un 5-1. A seis minutos para el descanso y tras un balón a la madera, los amarillos abrieron brecha con un 0-4 de parcial (8-12). Duro golpe para los navarros pero tras un nuevo tiempo muerto los goles de Xabier Etxeberría y Erik Balenciaga volvieron a meter a los suyos en la disputa (11-12). Gracias a la reacción del Helvetia se llegó al descanso con el 11-13 en el electrónico.

Al paso por vestuarios se mantuvo la misma dinámica vista a lo largo del primer periodo, con dos equipos que cometían bastantes errores en ataque. El partido por momentos carecía de control y en esas idas y venidas el más beneficiado fue Helvetia Anaitasuna, que por medio de Miguel Goñi logró empatar a 16 goles con nueve minutos transcurridos. Después sería Antonio Bazán quien devolviese la delantera a los locales. Acto seguido Irún pidió tiempo muerto para intentar calmar la situación, pues ese tipo de partido solo les creaba problemas.

Las imprecisiones en el conjunto vasco se mantuvieron y gracias a eso Xabier Exteberría recuperó un balón en pista propia que acabó transformando en gol. A continuación y cumplido el ecuador del segundo tiempo la ventaja sería de tres goles en favor de Anaitasuna (19-16). El equipo entrenado por Juanto Apezetxea tuvo que ver cómo Aguirrezabalaga era excluido durante dos minutos, dejando en inferioridad a los suyos. También los visitantes se quedaron con uno menos, pero primero Oswaldo tras un gran pase de Chocarro y después Etxeberría desde campo propio transformaron el 23-18. Era la máxima renta de todo el partido.

Así se llegaba a los minutos más decisivos del partido, donde Bidasoa Irún apretó el marcador a un 23-22 con cuatro minutos por delante. Eran unos números muy pobres del Bidasoa, lo cual demostraba el gran nivel al que defendía Anaitasuna, aunque nuevamente tocaría sufrir en La Catedral. Las imprecisiones se acrecentaban sobre la pista, quizás por ese objetivo de ganar para estar en la Copa Asobal.

Oswaldo con un lanzamiento exterior puso el 24-22, un gol que acabaría siendo decisivo para un partido en el que los navarros tuvieron que defender con todo el último minuto. Al final 24-23 y los puntos se quedaron en Pamplona, acercando un poco más el objetivo copero.

Dejanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *