Navarra Deportiva
Destacados

Una decepción más en El Sadar

Osasuna volvió a pinchar en El Sadar aunque lograse un punto ante el Córdoba. Fueron los andaluces quienes se adelantaron al poco de iniciarse el partido y el gol de la igualada llegaría en la segunda mitad. Borja Lasso protagonizó el gol de la jornada pese a que el rendimiento del equipo volvió a ser decepcionante.

Empezó el partido con un Córdoba dominador del balón gracias a su salida de balón con carrileros. Sin embargo éstos no tenían la capacidad de sorprender en campo rival, donde Osasuna se mostraba bien plantado y ordenado, con un Arzura dominador. Así poco a poco el cuero pasó a ser de los locales, enlazando acciones de banda a banda, pero sin la profundidad necesaria como para crear peligro real. Osasuna tenía un dominio insulso del partido mientras que el Córdoba buscaba salir a la contra.

Así los andaluces lograron golpear primero. Alcanzado el minuto 17 y tras un balón que Oier no pudo despejar, el rechace acabó en un centro al segundo palo en el que ni Aridane, ni Lillo fijaron a sus respectivas marcas. Ésto acabo en el envío a gol de Javi Galán, que anotó con un disparo ajustado al palo. El 0-1 no sentó bien a Osasuna, que pese a todo pudo enlazar tres acciones consecutivas en las que buscaron a Xisco sin acierto. Tampoco Aridane en el minuto 25 pudo rematar de cabeza. El balón lo mandó por encima del larguero.

Con el paso de los minutos y ante la apatía del equipo entrenado por Diego Martínez los pitos empezaron a escucharse en El Sadar. La inseguridad sobre el verde era patente. Solo Arzura y Xisco hacían con determinación su trabajo en el terreno de juego, al igual que Javier Flaño y Kike Barja. La banda izquierda intentaba llevar el peso del partido dado que por la derecha David estaba desaparecido. Fue por eso que en el minuto 35 una triangulación entre Barja, Xisco y Lasso la finalizó Barja algo forzado por encima del portero. Fue la ocasión más clara para Osasuna. De ahí al final los pitos regresaron y se acentuaron todavía más cuando en el añadido antes del descanso Sergio Herrera tuvo que salvar el 0-2 tras un error defensivo. Con el pito del árbitro se vio incluso algún pañuelo.

En el descanso Diego Martínez apostó por retirar a Javier Flaño para dar entrada a Quique González y nada más iniciarse el segundo tiempo Sergi Guardiola no llegó por poco a un balón que se paseó por el área. Susto tras la reanudación.

La entrada de Quique le dio al equipo mayor profundidad y Osasuna empezó a jugar en campo rival, para que tras un saque de esquina en el que Aridane no remató en condiciones, el balón repelido le cayó a Borja Lasso, que se sacó el gol de la jornada. El jugador sevillano conectó el esférico desde el pico del área grande y puso el balón en la escuadra para hacer el 1-1. Dicho golazo reactivó a los navarros, que sin embargo nunca dieron sensación de poder ganar pese a los intentos del equipo.

Alcanzado el minuto 70 David Rodríguez dejó su sitio para Sebas Coris y después sería De las Cuevas quien entrase al verde por Borja Lasso. Cabe destacar que en el minuto 74 una internada de Kike Barja acabó en un centro al que Mérida no consiguió rematar en condiciones. Justo detrás llegaba Sebas Coris, pero no se hablaron. De ahí al final Osasuna le seguiría intentando pero apenas se jugó al fútbol. El colegiado expulsó a Aythami por parte del Córdoba y a Xisco por doble amarilla en Osasuna.

Al final un empate que de nada le sirve a los navarros y que apaciguó los pitos del respetable, que una vez más se fueron a casa decepcionados con la imagen de los suyos en Pamplona.

 

Dejanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *